Especialidades

“El miedo nos impide salir de la zona de confort, tendemos a la seguridad de lo conocido, y esa actitud nos impide realizarnos”

Dr. Mario Alonso Puig. Universidad de Harvard.

“Para una resolución adecuada del duelo, la persona ha de expresar tristeza, las circunstancias que precedieron a la pérdida, así como relatar su relación con el difunto.”

Toda la psicología y la psiquiatría.

“Compromiso, sensibilidad, generosidad, consideración, lealtad, responsabilidad y confiabilidad, son determinantes en una relación de pareja.”

A.Beck. Fundador psicología cognitiva

ATAQUES DE PÁNICO O CRISIS DE ANGUSTIA

El rasgo principal de los ataques de pánico o crisis de angustia es la aparición repentina de miedo o malestar intenso, que se acompaña de los siguientes síntomas somáticos, por orden de frecuencia:

  • Palpitaciones
  • Taquicardia
  • Sudor
  • Temblores o sacudidas
  • Sensación de ahogo
  • Opresión o malestar torácico
  • Mareo o sensación de desmayo
  • A nivel cognitivo la sintomatología es la siguiente:
  • Sensación de irrealidad
  • Despersonalización
  • Miedo a morir, a volverse loco, o a perder el control

Puedes encontrar más información sobre EL TRASTORNO DE ANSIEDAD GENERALIZADA y los ATAQUES DE PÁNICO O CRISIS DE ANGUSTIA aquí.

Las técnicas cognitivo-conductuales son las únicas que han demostrado ser efectivas en los casos de trastornos de pánico (crisis de angustia) y/o agorafobia, así como, en general, en los diferentes tipos de fobia.

Incluyen las técnicas de exposición y se trata de terapias breves.

Una vez se entiende el mecanismo por el cual la persona sufre un ataque de ansiedad, disminuye tanto la cantidad de síntomas como su intensidad y frecuencia.

Para conseguir una cura definitiva, y no una simple mejora, el número de sesiones necesarias estaría entre 8 y 12. Si se quieren evitar recaídas se puede llegar hasta las 17 sesiones en función de la gravedad del cuadro.
“Visité a Violeta para superar la ansiedad y el miedo que me provocaba sufrir un ataque de ansiedad y marearme en una situaciones determinadas. Tenía la autoestima muy baja a causa de no poder controlar la ansiedad y estaba muy triste. Gracias a la terapia y a los ejercicios que me mandó, pude enfrentarme a esa situación sin ningún problema al cabo de un tiempo. Todo lo que aprendí para ese problema concreto me sirve para afrontar, hoy en día, cualquier ataque de ansiedad que pueda tener”. R.U 

DEPRESIÓN

El rasgo fundamental de un trastorno afectivo como la depresión es una tristeza vital profunda que afecta a todo el funcionamiento de la persona y a sus relaciones intrapersonales e interpersonales.

Pero hay otros aspectos clínicos comunes a la depresión que suelen presentarse:

  • Ansiedad
  • Irritabilidad
  • Insomnio
  • Pérdida de interés
  • Sentimiento de incapacidad
  • Inhibición conductual
  • Pensamientos y/o conductas obsesivas
  • Somatizaciones
  • Culpa
  • Pesimismo
  • Llantos
  • Ideación suicida

Lee más información sobre la terapia de este tratamiento aquí.

Actualmente, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, en su Guía de Práctica Clínica —promovida por la Agencia de Calidad del Sistema Nacional de Salud— afirma:

“…el tratamiento psicológico basado en técnicas cognitivo-conductuales es el tratamiento de elección para los problemas de ansiedad y depresión como único tratamiento para los casos leves y moderados, y con tratamiento farmacológico, complementario para los casos más graves”.

El uso de medicamentos hace que no se traten las alteraciones emocionales de manera adecuada, lo cual provoca que estas tengan tendencia a persistir, a cronificarse y/o a desarrollar otros trastornos en los casos más graves.

Hay que tener presente que disponemos de tratamientos psicológicos eficaces que enseñan a la persona a manejar correctamente sus emociones y, consecuentemente, a disminuir o eliminar los síntomas o el malestar clínico asociado a los trastornos de ansiedad y depresiones.

Utilizo 4 modalidades psicoterapéuticas básicas: terapia cognitivo-conductual —que constituye el eje central del tratamiento— dinámica, interpersonal, humanista y positiva.

Si quieres saber más sobre cada terapia, consulta mi orientación profesional aquí.

En los trastornos depresivos, encontramos una mejoría considerable a los 2-3 meses aproximadamente, dependiendo del tipo de depresión, de su intensidad y cronicidad.

La terapia comienza con una frecuencia semanal. Posteriormente se disminuye progresivamente, hasta llegar a una sesión quincenal, y finalmente, para prevenir recaídas y afianzar mejoría, se realiza una sesión al mes.

“Me diagnosticaron depresión y tenia ataques de ansiedad a causa de la muerte de mi marido. Estaba muy desesperada, no veía ningún futuro en mi vida. Me fuí muy bien la terapia, una terapia muy práctica. Así que poco a poco fuí mejorando, y al cabo de un tiempo dejé de tener ataques de ansiedad. Es muy buena profesional, muy cálida y cercana, le estoy muy agradecida, sus consejos y apoyo me fueron de gran ayuda en un momento que solo veía como solución morir”. Anónimo

AGORAFOBIA

Consiste en la aparición de ansiedad intensa ante situaciones o lugares donde la persona teme que puedan aparecer las crisis de pánico o síntomas parecidos, y en aquellas circunstancias donde puede resultar difícil escapar o pedir ayuda.

Estas situaciones se acostumbran a evitar, y si no se evitan la persona se encuentra con un importante malestar clínico.

Aun así, a menudo el paciente los afronta si va acompañado de otra persona de confianza o lleva objetos que le sirven de amuletos o bien ansiolíticos.

Las situaciones que provocan agorafobia suelen ser:

  • Las aglomeraciones
  • Los viajes en autobús, en coche
  • Estar solo fuera de casa.
Las técnicas cognitivo-conductuales son las únicas que han demostrado ser efectivas en los diferentes tipos de fobia.

Descripción:

  • La terapia es directiva y muy estructurada, con objetivos muy concretos.
  • El paciente tiene un papel muy activo, ya que debe rellenar registros y realizar sencillos experimentos conductuales. Se trata de terapias breves con técnicas de exposición.
  • Se le explica el círculo vicioso del pánico. Se trata de asimilar el proceso que provoca las crisis y, una vez se ha interiorizado la explicación, la mejoría se hace muy manifiesta.
  • Para entender esta idea se dan materiales complementarios de autoayuda, técnicas de relajación, respiración diafragmática lenta, etc.

Lee más información sobre la terapia de este tratamiento aquí.

Para conseguir una cura definitiva, y no una simple mejora, el número de sesiones necesarias estaría entre 8 y 12. Con vista a evitar recaídas se puede llegar hasta las 17 sesiones en función de la gravedad del cuadro.

“Tenía ataques de pánico, agorafobia y a consecuencia de eso, síntomas de depresión.
Estaba desesperada tras dar vueltas por psicólogos durante años y di con violeta, que acertó totalmente.
Me propuso una terapia cognitiva conductual, al principio lo pasé  mal, mucho desgaste emocional al enfrentarme a mis miedos, pero al ir pasando las semanas fui mejorando y fui superando mi ansiedad, mis ataques de pánico se espaciaron y se eliminaron, mi agorafobia mejoraba, y mi ánimo también.”
Anónimo

TRASTORNO OBSESIVO COMPULSIVO

Para que se produzca este trastorno se han de cumplir diversos criterios, implícitos en las respectivas definiciones.

Las obsesiones se definen por:

Pensamientos, impulsos o imágenes recurrentes que causan ansiedad o malestar, que la persona reconoce que son el producto de su mente, e intenta ignorar o suprimir mediante otros pensamientos o actos.

Las compulsiones se definen por:

Comportamientos (lavado de manos, comprobaciones) o actos mentales (por ej. rezar o repetir palabras en silencio) repetitivos cuyo objetivo es prevenir o reducir el malestar o prevenir situaciones negativas.

Puedes encontrar más información sobre este trastorno y su tratamiento aquí.

Se aplica la terapia de exposición con prevención de respuesta, así como la terapia cognitivo-conductual. Se aplica de forma muy paulatina y respetando el ritmo del paciente.

Descripción:

Se trata de afrontar situaciones o estímulos internos que generan ansiedad u otras emociones negativas que provocan el impulso de realizar una determinada acción. La persona debe mantenerse en la situación o afrontar el estímulo hasta que la emoción o el impulso se reduzcan y/o hasta que compruebe que las consecuencias anticipadas no ocurren.

Se consigue una mejoría importante a los 2 meses aproximadamente, dependiendo entre otros aspectos de la gravedad y cronicidad del cuadro.
Fuí paciente de Violeta, acudí a ella porque tenía trastorno obsesivo, depresión y pesimismo, lo veía todo muy negro, sin solución. Sus visitas me fueron super bien, pude recuperar mi vida otra vez, con lo cual le estoy muy agradecida. Hoy día sigo estando muy bien”. A.R

TERAPIA DE PAREJA

La aparición de una crisis de pareja puede detectarse cuando:

  • El mal humor predomina en la relación
  • No sentimos ninguna ilusión por emprender actividades conjuntas o proyectos en común
  • Predomina la insatisfacción y el desinterés en la relación
  • Las críticas, recriminaciones y/o enfados son muy frecuentes

Todo ello constituye un conjunto de señales importantes de que la relación no funciona.

Las dificultades que pueden provocar el distanciamiento son situaciones de la vida en común que no se han sabido resolver adecuadamente, infligiendo daños a la relación de pareja y enfriándola.

Si deseas leer más información sobre este tratamiento pulsa aquí. 

La terapia de pareja nos ofrece la oportunidad tanto de mejora y fortalecimiento de la relación y la calidad de la convivencia como de crecimiento y bienestar personal.

  • La finalidad básica de la terapia es fortalecer el vínculo emocional y la calidad de la convivencia, que se consigue en al menos el 75% de los casos.
  • En el transcurso de la terapia se aprende a gestionar tanto las emociones y conductas como los aspectos que dificultan tanto el disfrute de vuestras relaciones de pareja como las interpersonales.
  • La terapia implica mejorar las habilidades de comunicación, cuyas deficiencias son una de las principales bases de las disfunciones de la pareja.
La terapia comienza con una frecuencia semanal para pasar a una sesión quincenal y terminar el proceso entre 6 y 12 sesiones.
“Fuimos a visitarnos mi marido y yo, porque la convivència se estaba volviendo cada vez más fría, apenas nos dirigíamos la palabra. Yo tenia muy baja autoestima y me callaba las cosas. La terapia nos ayudó a comunicarnos mejor, nos dió pautas y consejos que sirvieron para tener más dialogo y comprensión en casa. En un tiempo la relación mejoró. A ambos nos ayudó a conocernos más a nosotros mismos”. Anónimo

TRANSTORNO DE ANSIEDAD GENERALIZADA

La ansiedad y preocupación se asocian a tres (o más) de los seis síntomas siguientes (algunos de los cuales han persistido más de 6 meses).

– inquietud o impaciencia;

– fatiga fácil;

– dificultad para concentrarse o tener la mente en blanco;

– irritabilidad;

– tensión muscular;

– alteraciones del sueño.

La ansiedad, la preocupación o los síntomas físicos provocan malestar clínicamente significativo o derterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad de la persona.

La terapia cognitivo-conductual constituye la base del tratamiento, aunque se integran las aportaciones de las terapias descritas en la Depresión.

Características:

– Es de corta duración;

– es activa-directiva, el paciente va modificando conductas de manera muy gradual;

– el terapeuta orienta, asesora y ofrece soporte emocional;

– se centra en el “aquí y ahora”;

–  a través del diálogo se ayuda a la persona a modificar pensamientos y conductas, provocando una reducción importante de la ansiedad.

– Ayuda a analizar y resolver los problemas que nos angustian.

SE APRECIA UNA SUSTANCIAL MEJORÍA HACIA LOS 2-3 MESES.

Tuve que recurrir a ayuda psicológica justo en el momento de reincorporarme al trabajo después de un año de baja por maternidad. Sufrí un  cuadro de ansiedad , me ayudó mucho la calma que me transmitió,  las explicaciones teóricas y documentadas para comprender mejor lo que me pasaba, me ayudó a entender y controlar lo que me pasaba, me dijo que la situación mejoraría y, efectivamente, mejoró la seguridad en mí misma; superé la ansiedad y al cabo de un tiempo estaba de nuevo todo en orden.”. Anónimo

Contacta conmigo para ayudarte